MicroStrategy ha anunciado oficialmente que ha adoptado Bitcoin como su reserva principal.

La empresa cotiza en el Nasdaq con el símbolo MSTR y es la mayor empresa de inteligencia empresarial independiente que cotiza en bolsa, con casi 2.400 empleados.

El anuncio también revela que ha adquirido 21.454 BTC por un total de aproximadamente $250 millones, incluidas tarifas y gastos, en consonancia con su estrategia de asignación de capital ya anunciada con la publicación de sus resultados financieros del segundo trimestre de 2020 el 28 de julio de 2020.

Los servicios de MicroStrategy, fundados en 1989, son utilizados por muchas marcas de Fortune Global 500, y la compañía cerró 2019 con $486 millones en ingresos y $ 34 millones en ganancias.

El director ejecutivo de MicroStrategy Incorporated, Michael J. Saylor, dijo:

“Nuestra inversión en Bitcoin es parte de nuestra nueva estrategia de asignación de capital, que busca maximizar el valor a largo plazo para nuestros accionistas. Esta inversión refleja nuestra creencia de que Bitcoin, como la criptomoneda más ampliamente adoptada en el mundo, es un depósito confiable de valor y un activo de inversión atractivo con más potencial de apreciación a largo plazo que tener efectivo. Desde sus inicios hace más de una década, Bitcoin ha surgido como una adición significativa al sistema financiero global, con características que son útiles tanto para individuos como para instituciones. MicroStrategy ha reconocido a Bitcoin como un activo de inversión legítimo que puede ser superior al efectivo y, en consecuencia, ha convertido a Bitcoin en la participación principal en su estrategia de reserva de tesorería”.

La estrategia de Microstrategy con Bitcoin

Saylor también explicó que la compañía tardó meses en desarrollar su nueva estrategia de asignación de capital, y la elección de bitcoin fue impulsada por una confluencia de factores macro que están afectando el panorama económico global y el panorama corporativo, particularmente con respecto a los riesgos involucrados en su programa de tesorería corporativa.

Al final, la compañía llegó a la conclusión de que factores como la crisis económica y de salud pública, las medidas de estímulo financiero del gobierno, la flexibilización cuantitativa (QE) y la incertidumbre política y económica global podrían tener un efecto de depreciación significativo real en el valor de las monedas fiduciarias a largo plazo y muchos otros activos convencionales.

Al considerar las alternativas, MicroStrategy analizó las propiedades distintivas de Bitcoin y finalmente llegó a creer que invertir en BTC podría proporcionar no solo una cobertura razonable contra la inflación, sino también la perspectiva de un mayor rendimiento en comparación con otras inversiones.

Al respecto, Saylor comentó:

“Consideramos que la aceptación global, el reconocimiento de marca, la vitalidad del ecosistema, el dominio de la red, la resiliencia arquitectónica, la utilidad técnica y el espíritu comunitario de Bitcoin son una evidencia persuasiva de su superioridad como clase de activo para aquellos que buscan una reserva de valor a largo plazo. Bitcoin es oro digital: más duro, más fuerte, más rápido y más inteligente que cualquier dinero que lo haya precedido. Esperamos que su valor se incremente con los avances en tecnología, la expansión de la adopción y el efecto de red que ha impulsado el surgimiento de tantos asesinos de categoría en la era moderna”.