Después de la reciente disminución de la dificultad, ha habido una caída notable en las tarifas de las transacciones de bitcoin.

Después del halving, el tiempo de bloques aumentó a un pico de más de 14 minutos el 17 de mayo, con una fuerte caída en las transacciones diarias confirmadas.

En particular, el 24 de mayo fueron solo alrededor de 214.000, mientras que el día después del halving fueron 345.000.

Esta reducción muy significativa en el número de transacciones diarias confirmadas había provocado que el costo de las tarifas se disparara literalmente.

La tarifa promedio aumentó de $ 0.6 a fines de abril a más de $6, con un pico posterior al halving de $ 6.6 el 20 de mayo.

En el mismo período, la tarifa promedio pasó de $ 0.3 a $ 3.9 el 20 de mayo, siguiendo la misma tendencia.

Ahora todo parece volver a la normalidad, con una tarifa promedio diaria de alrededor de $1, mientras que la mediana regresó por debajo de $0,4.

En otras palabras, en comparación con el pico del 20 de mayo, la caída fue más del 84% para el promedio y más del 90% para la mediana.

Este colapso se debe a una reducción drástica en el tiempo de bloques, que retrocedió muy por debajo de los 10 minutos, con lo que el número de transacciones diarias validadas volvió a alrededor de 300.000. 

A decir verdad, estos todavía son muy pocos, especialmente en comparación con las casi 1 millón de transacciones diarias que la cadena de bloques Ethereum está procesando en estos días.

El hecho es que el límite máximo de 1 MB para los bloques de Bitcoin impide validar más de aproximadamente 3.000 transacciones por bloque, y dado que un bloque generalmente se extrae cada 10 minutos, es raro que supere las 350.000 transacciones por día.

Esto lleva a que se cobren tarifas más altas cuando la cadena de bloques de Bitcoin está más congestionada, porque se basa precisamente en las tarifas que los mineros eligen qué transacciones incluir o no en los bloques que extraen.

Sin embargo, debe decirse que, aunque no hay planes para cambiar el límite de tamaño de bloque de 1 MB, ya existen soluciones alternativas que permiten mover BTC con costos significativamente más bajos.

En primer lugar, existe Lightning Network, que, aunque todavía no se usa ampliamente, reduce drásticamente las tarifas gracias a las transacciones fuera de la cadena.

Además, paradójicamente, la cadena de bloques Ethereum podría ayudar, gracias a los tokens ERC20 como WBTC o pBTC, que permiten transferir un valor equivalente al de BTC pero usando la cadena de bloques Ethereum, y no la de Bitcoin.

Esta solución se usa cada vez más y dado que con la probable introducción futura de la Prueba de participación en Ethereum, reemplazando la Prueba de trabajo, el volumen de transacciones manejables por esta cadena de bloques será aún mayor y con tarifas más bajas.