Fundación Litecoin moverá parte de sus fondos a Celsius Network

La Fundación Litecoin, entidad detrás del desarrollo de la cadena de bloques del mismo nombre, ha anunciado el lanzamiento de nuevas tarjetas de débito que se pueden usar para gastar criptomonedas y naturalmente también Litecoin (LTC).

Estas tarjetas de débito son el resultado de una colaboración con Ternio, una plataforma fintech dedicada al mundo blockchain que emite tarjetas de débito.

Estos también son compatibles con sistemas de pago digitales como Apple Pay, Google Pay y Samsung Pay.

Es interesante notar que estas tarjetas de débito no solo están destinadas a los usuarios de Litecoin, sino que también permiten el uso de 12 criptoactivos diferentes, que incluyen:

  • Basic Attention Token (BAT),
  • Bitcoin (BTC),
  • Bitcoin Cash (BCH),
  • DAI,
  • Ethereum (ETH),
  • Litecoin (LTC),
  • Paxos Standard (PAX),
  • Stellar Lumens (XLM),
  • Ternio (TERN),
  • Tether (USDT),
  • TrueUSD (TUSD),
  • USD Coin (USDC),
  • Ripple (XRP).

Cómo usar las tarjetas Litecoin 

Para conseguirlos es necesario registrarse primero en la plataforma, depositar las criptomonedas, proceder con el trámite KYC y finalmente recibir esta tarjeta de débito.

Cabe destacar, no obstante, que de momento estas tarjetas solo están dirigidas al mercado americano, pero posteriormente también se abrirán a usuarios europeos, concretamente a 31 países diferentes.

Junto a estas tarjetas, también se presentaron los Ballet Litecoin Blocks creados en colaboración con Ballet Crypto y LTC Pool.

Se trata de 999 tarjetas plateadas, que se llevan el premio de un bloque, es decir, aproximadamente 12,5 LTC, y se venden a 18 LTC. Están limitados a solo 300 piezas, por lo que se convertirán en una pieza de colección. Esta es una inversión de casi $1.000, al tipo de cambio actual.

Volviendo a las tarjetas de débito, muchas personas las consideran una forma muy sencilla de utilizar los criptoactivos de forma indirecta, ya que una vez que se depositan los fondos al usar la tarjeta, estos activos se venderán y convertirán a fiat y los comerciantes ni siquiera notarán que están utilizando criptomonedas.