La Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos (CFTC) de los Estados Unidos acusó a un ciudadano estadounidense de cometer un fraude de Bitcoin (BTC) de $7 millones.

De acuerdo con el articulo de prensa, el nombre del acusado es Jon Barry Thompson, un residente de Easton, Pensilvania. El regulador de CFTC informó que el ciudadano «realizo propuestas falsas a los clientes en relación con la supuesta compra de Bitcoins por valor de más de $7 millones».

La CFTC declaró que en 2018, Thompson convenció a dos clientes para que le enviaran alrededor de $ 7 millones para la compra de Bitcoin después de que él los engañó diciendo  la compañía eran propiedad de él y que el dinero de los clientes estaría protegido.

Del documento, nos enteramos de que Thompson y su empresa afiliada no poseían ni controlaban ninguno de los Bitcoins que prometió enviar a sus dos clientes. Thompson negó todos los cargos que se le presentaron.

El caso fue presentado ante una audiencia de la corte en relación con la Fuerza de Tarea de Divisas Virtuales de la División de Aplicación de CFTC.

El Director de Cumplimiento de CFTC James McDonald declaró:

«Los esquemas fraudulentos, como el que se alega en este caso, socavan la integridad de los mercados nuevos e innovadores y engañan a las personas inocentes para quitarle su dinero ganado con tanto esfuerzo».

La agencia luego afirmó que, después de que se recibieron los fondos de los clientes, Thompson transfirió inmediatamente el dinero digitalmente a varios terceros. Ninguno de los clientes recibió su BTC prometido, y tampoco se habían salvaguardado sus fondos como garantizados.

Otras acusaciones incluyen mentir a los clientes sobre dónde se almacenaron los Bitcoins, por qué la transacción no se completó y el estado del fondo.

En una declaración relacionada con el caso, James McDonald señaló:

“Eliminar la mala conducta que involucra criptoactivos es esencial para promover el desarrollo responsable de este espacio. La CFTC continuará trabajando para responsabilizar a los estafadores y, cuando corresponda, operar en paralelo con nuestros colegas encargados de hacer cumplir la ley penal ”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here