Cinco meses después de la finalización exitosa de la bifurcación dura “Agharta” en el bloque 9.573.000, los desarrolladores de Ethereum Classic (ETC) Core anunciaron hoy que la cadena de bloques se someterá a otra actualización de la red denominada Phoenix.

Phoenix es una actualización de todo el sistema y tendrá lugar el 3 de junio de 2020, exactamente en el bloque 10.500.839. Según el anuncio oficial del proyecto, el próximo hard fork es un producto del consenso entre los miembros del ecosistema Ethereum Classic.

Al igual que Atlantis y Agharta, la actualización de junio mejorará aún más la interoperabilidad entre Ethereum Classic y su red hermana, Ethereum. Phoenix hará que ambas cadenas sean totalmente compatibles por primera vez desde la división hace cuatro años.

La cadena Ethereum Classic se creó en 2016 después de que la Organización Autónoma Descentralizada (DAO) de Ethereum se vio comprometida con el secuestro de 11.5 millones de Ether (ETH). Sin embargo, en los últimos tiempos, ambas redes han estado trabajando para ser interoperables.

El hard fork de Phoenix integrará las actualizaciones del protocolo de red Ethereum Istanbul en la cadena ETC y agregará los códigos de operación que ya existen en las redes Ethereum desde la actualización de Istambul de 2019.

Si bien se espera que Phoenix entre en funcionamiento el 3 de junio, la fecha podría cambiar a medida que la red se acerque al número de bloque 10.500.839.

El proyecto decía en el anuncio que habían implementado con éxito todas las TestNets del hard fork, y que los desarrolladores principales de ETC se están preparando para activar MainNet.

Un punto de inflexión para Ethereum Classic

Desde la ruptura, Ethereum ha logrado convertirse en la mayor cadena de DeFi y la segunda criptomoneda más grande del mundo después de Bitcoin. Ethereum Classic, por otro lado, actualmente está clasificado como la moneda número 20 más grande en CoinMarketCap.

Hablando sobre el desarrollo, Terry Culver, CEO de ETC Labs, explicó que la próxima bifurcación no solo es un punto de inflexión para el Ethereum Classic, sino que también ayuda a demostrar el fuerte consenso entre las partes interesadas de la comunidad de ETC.

“Esta actualización demuestra el sólido desarrollo en curso en Ethereum Classic, ya que es la tercera bifurcación dura del último año y refleja el fuerte consenso de la comunidad entre las partes interesadas de ETC. La actualización también marca un punto de inflexión importante para Ethereum Classic, donde ahora la comunidad está en condiciones de impulsar más innovación, colaborar y hacer nuevas contribuciones técnicas a las comunidades ETC y ETH”, dijo.